Régimen Patrimonial del Matrimonio

  • Liquidación de Sociedad Conyugal
    La liquidación de la sociedad conyugal comprende un conjunto de operaciones destinadas a separar y adjudicar los bienes de los cónyuges y de la sociedad, dividir las utilidades y reglamentar el pago de las deudas.
    Representamos a aquellos cónyuges casados bajo el régimen de sociedad conyugal que, al poner término a ésta y existiendo bienes sociales, tengan interés en liquidarla, entregando legalmente los derechos y/o bienes que resulten de la división del haber común a cada uno de ellos.
  • Separación de Bienes
    Si se está casado bajo el régimen de sociedad conyugal o el de participación en los gananciales, la ley otorga la posibilidad, durante la vigencia del matrimonio, de cambiar de régimen por el de separación total de bienes.
    La separación total de bienes puede realizarse en virtud de un acuerdo de los cónyuges o judicialmente.
    Si se establece de común acuerdo, lo normal será que en la escritura pública donde se pacte la separación total de bienes se proceda a la liquidación de la sociedad conyugal.
    Si no hay acuerdo, se puede proceder judicialmente a la separación de bienes.
  • Declaración de Bien Familiar
    A través de la declaración de bien familiar se busca resguardar el bien inmueble (casa) que sirve de residencia principal de la familia y los bienes muebles que la guarnecen.
    Como en otras materias del derecho de familia, se puede obtener la declaración de bien familiar mediante un acuerdo o, de no existir éste, a través de una solicitud de cualquiera de los cónyuges ante el tribunal competente.
    En términos prácticos, obtenida la declaración de bien familiar, dichos bienes no pueden ser enajenados (vendidos), hipotecados, prendados, arrendados o cedidos en comodato sin el permiso del cónyuge que no es dueño.
SUBIR