Pensión de Alimentos - Pensión Alimenticia

  • Demanda de Alimentos
    La pensión alimenticia es el derecho que la ley otorga a ciertas y determinadas personas para exigir de otra el aporte periódico de determinados recursos económicos, necesarios para sustentar y desarrollar la vida de acuerdo a su realidad económica y social.
    Podrá demandar por pensión de alimentos quien se encuentre en un estado de necesidad respecto de sus padres, abuelos, hijos o cónyuge, que estén en capacidad de proporcionarlos.
    El monto de la pensión alimenticia dependerá de como se prueben durante el juicio, la capacidad económica del demandado (alimentante) y las necesidades de quien demanda (alimentario).
    Puede durante el juicio solicitarse una pensión de alimentos provisoria, que podrá decretarla el tribunal para satisfacer las necesidades del demandante mientras no se dicte una sentencia definitiva en el respectivo juicio.
    Si el demandado no paga la pensión de alimentos decretada en forma provisoria o definitiva, se podrá solicitar al tribunal el arresto (nocturno o por el día completo) o arraigo (prohibición de salir fuera del país) del demandado hasta que cumpla con su obligación; también se puede solicitar el pago de la pensión en forma solidaria (conjunta) con el conviviente del demandado; o también, la constitución de garantías sobre bienes de propiedad del demandado, para asegurar el pago de la pensión debida.
    Podemos representar tanto a quienes deseen presentar una demanda de alimentos, como a quienes hayan sido demandados.
    Una forma de evitar los gastos económicos y el desgaste emocional de un juicio de este tipo, es determinando el monto de la pensión de alimentos por medio de un acuerdo, que se concreta a través de un instrumento llamado Transacción de Alimentos.
  • Demanda de aumento de Pensión de Alimentos
    Siempre que exista un cambio en las circunstancias, propias o de quien actualmente paga los alimentos, que llevaron a decretar un determinado monto de dinero por concepto de pensión alimenticia, como por ejemplo el surgimiento de una enfermedad, el ingreso a algún centro de estudios o el aumento en los ingresos del demandado, es posible requerir el aumento de la pensión de alimentos, mediante demanda presentada ante los Tribunales de Familia competentes.
    Asesoramos y representamos a quienes deseen demandar el aumento de su pensión alimenticia.
  • Demanda de rebaja de Pensión de Alimentos
    Siempre que exista un cambio en las circunstancias, propias o de quien actualmente recibe los alimentos, que llevaron a decretar un determinado monto de dinero de parte del obligado al pago por concepto de pensión alimenticia, como por ejemplo el surgimiento de una enfermedad, el término de estudios de quién reciba la pensión o en general el hecho que se tenga menores ingresos o, sean menores las necesidades económicas de quien recibe los alimentos, es posible requerir rebaja de la pensión de alimentos.
    Asesoramos y representamos a quienes deseen demandar la rebaja de su pensión alimenticia.
  • Demanda de cese de Pensión Alimenticia
    Siempre que hayan cesado los fundamentos de una demanda de pensión de alimentos, como por ejemplo un hijo que cumplió la mayoría de edad y no cursa estudios, o haya comenzado a trabajar, o contraiga matrimonio, es posible requerir el cese de la pensión de alimentos.
    Asesoramos y representamos a quienes deseen demandar el cese de su pensión alimenticia.
  • Transacción de Alimentos
    Una vez alcanzado un acuerdo, se deberá redactar la respectiva escritura de Transacción de Alimentos. Luego, debidamente firmada por quienes concurren a su celebración se deberá presentar ante el Tribunal de Familia correspondiente para que sea aprobada.
    La Transacción de Alimentos debidamente celebrada y aprobada tiene el mismo valor y fuerza que una sentencia judicial. Esto quiere decir que en caso de no pagarse en su totalidad y oportunamente la pensión, se puede exigir el cumplimiento forzado del acuerdo, solicitando al tribunal una orden de arresto en contra de quien no cumplió, o que se decrete su arraigo, o el pago en forma solidaria (conjunta) con el conviviente, o la constitución de garantías sobre bienes de propiedad del demandado, para asegurar el pago de la pensión debida.
    Podemos asesorar a quienes no deseen enfrentarse en un juicio por pensión de alimentos para que alcancen un acuerdo, y así evitar los gastos económicos y emocionales que conlleva un juicio de este tipo.
SUBIR