Menores

  • Relación Directa y Regular (Derecho de Visitas)
    La relación directa y regular o régimen de visitas se establece en los casos en que a uno solo de los padres se le ha entregado la tuición de un hijo menor de edad, otorgándosele al otro el derecho a visitarlo.
    Las visitas pueden regularse de común acuerdo, mediante escritura pública de transacción sobre visitas, o demandarse judicialmente por sólo uno de los padres.
    Asesoramos a quienes estén interesados en alcanzar un acuerdo respecto al régimen de visitas, velando siempre por el interés superior del menor. También representamos a quienes pretendan la regulación de un régimen de visitas, su modificación u obtener el cumplimiento de un régimen de visitas ya pactado o establecido.
  • Tuición
    La tuición se entiende como el cuidado personal, de la crianza y educación de los hijos.
    La tuición puede regularse de común acuerdo, mediante escritura pública de transacción sobre tuición, o demandarse judicialmente por sólo uno de los padres.
    Siempre cautelando el interés superior del menor, es posible alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambos padres y adecuado para la debida protección de los hijos. Asesoramos a quienes estén interesados en alcanzar un acuerdo respecto a la tuición de sus hijos. También representamos a quienes sean demandados en un juicio por la tuición de un menor, o quieran iniciar una demanda para alcanzar este mismo fin.
  • Paternidad
    Estos juicios tienen por objeto el reconocimiento o la impugnación de la paternidad.
    Sucesivas modificaciones en la ley, han permitido que la tramitación de estos procedimientos sea relativamente breve, siendo clave la llamada prueba pericial biológica o de ADN, pues a través de éste examen se garantiza la certeza de que lo afirmado por cada una de las partes es verdadero o no.
    Asesoramos y representamos a aquellos padres que tengan interés en reconocer voluntariamente a un hijo o despejar eventuales dudas respecto a su calidad de progenitor.
  • Adopciones
    La adopción tiene por objeto, velando siempre por el interés superior del menor adoptado, proporcionar una familia estable que le permita crecer y desarrollarse adecuadamente, en un ambiente de protección y afecto, cuando ello no pueda ser proporcionado por su familia de origen.
    Teniendo como principio el interés superior del adoptado, la ley regula detalladamente el proceso de adopción, estableciendo una serie de requisitos y condiciones necesarios para alcanzar el éxito de la gestión.
    Asesoramos a quienes estén interesados en iniciar los trámites necesarios para adoptar a un menor.
  • Autorización de menores para salida del país
    Para que un menor pueda salir legalmente del país la ley exige que sea debidamente autorizado por las personas que para dicho efecto señala. Dependerá de elementos como quien tenga el cuidado personal del menor o si está regulado judicialmente el régimen de visitas, para determinar quién debe otorgar la autorización para la salida del menor del país.
    De no haber conflicto entre los padres, la autorización se puede otorgar mediante un acuerdo; de no ser así, se puede demandar judicialmente ante los Tribunales de Familia, para que el juez autorice la salida del menor.
    Asesoramos y representamos tanto a quienes estén de acuerdo en autorizar la salida de un menor del país, como a aquellos que se encuentren en la necesidad de demandar judicialmente dicha autorización.
SUBIR