Divorcio Unilateral

De no existir acuerdo por parte de ambos cónyuges para poner fin a su matrimonio, es posible que sólo uno de ellos presente la demanda de divorcio.

El cónyuge demandante debe acreditar, que ha dado cumplimiento a su obligación de alimentos respecto del demandado y de sus hijos comunes.

Evidentemente al existir oposición, el costo económico de este tipo de divorcio es más elevado, dada la mayor complejidad y duración de su tramitación.

Cumpliéndose estas condiciones, el divorcio puede ser demandado unilateralmente en dos casos:

  • Divorcio por cese efectivo de la convivencia
    Tiene como requisito que haya cesado efectivamente la convivencia por al menos tres años.
  • Divorcio por culpa o divorcio culposo
    Se produce por la falta o culpa en la que incurre uno de los cónyuges, sin considerar el tiempo transcurrido desde la separación de hecho. La dificultad para invocar esta causal, es poder probar en juicio la falta o culpa que se alega.

Sólo aquel de los cónyuges que no ha incurrido en la falta o culpa, puede demandar el divorcio cuando exista una violación grave de los deberes y obligaciones que les impone el matrimonio, tales como, convivencia, socorro fidelidad, o de los deberes y obligaciones para con los hijos, a modo ejemplar, el atentar contra su vida o integridad física o psíquica.

SUBIR