Divorcio

El divorcio pone fin al matrimonio y como consecuencia de ello, a los derechos y obligaciones que éste genera, siempre y cuando se cumpla con los requisitos o condiciones que establece la ley.
En atención a si existe o no acuerdo entre los cónyuges, nuestra legislación contempla los siguientes tipos o hipótesis de divorcio:

  • Divorcio de Mutuo Acuerdo o Divorcio Acordado
    Se produce como consecuencia de la demanda conjunta de los cónyuges, debiendo acreditarse el cese efectivo de la convivencia de por lo menos un año.
  • Divorcio Unilateral
    Aquí podemos encontrar dos variantes:
    • Divorcio por cese efectivo de la convivencia Se produce como consecuencia de la demanda interpuesta por uno solo de los cónyuges, habiendo cesado efectivamente la convivencia por al menos tres años.
    • Divorcio por culpa o divorcio culposo Sin considerar el tiempo transcurrido desde la separación de hecho, uno solo de los cónyuges puede demandar el divorcio cuando existe una violación grave de los deberes y obligaciones que les impone el matrimonio, o de los deberes y obligaciones para con los hijos, que torne intolerable la vida en común.

Una mayor explicación de cada una de estas hipótesis podrá encontrarla en las respectivas secciones.

SUBIR