Medidas Precautorias

Las medidas precautorias pueden definirse como los medios que la ley franquea al demandante para que asegure el resultado de la acción que ha interpuesto. Es decir, están establecidas para evitar el peligro de que al término del juicio no existan bienes sobre los cuales obtener el cumplimiento forzado de una obligación o pueda variar la solvencia del demandado.
Algunas medidas precautorias que señala la ley son la prohibición de celebrar actos o contratos sobre bienes determinados; la retención de bienes determinados, sean o no materia del juicio; el nombramiento de uno o más interventores; o el secuestro de la cosa que es objeto de la demanda.
Representamos a quienes vayan a iniciar una demanda o que ya esté tramitándose y se encuentren en la situación descrita anteriormente.

SUBIR