Juicios Ejecutivos

El juicio ejecutivo se diferencia fundamentalmente de todo juicio ordinario, en que el demandante está en posesión de algún documento al que la ley le reconoce mérito ejecutivo (Título Ejecutivo). Con esto, al menos en principio, se tiene certeza de la existencia de la obligación, de la persona del deudor, monto debido y exigibilidad de la deuda.
El juicio ejecutivo tiene una tramitación relativamente breve, los plazos para actuar son bastante restringidos, por lo que debe actuar prontamente para hacer valer sus derechos.
Los juicios ejecutivos más comunes aquellos que tienen como documentos fundantes un cheque, un pagaré, una letra de cambio o la cuarta copia de una factura.
Tenemos amplia experiencia en cobranzas, representamos tanto a quienes requieran demandar el cobro de su crédito y estén en posesión de un título ejecutivo, como a quienes estén demandados ejecutivamente.

SUBIR